La Red de la EOL
Seguinos en FacebookSeguinos en Facebook

Seguinos en TwitterSeguinos en Twitter
 
INICIO QUÉ ES LA RED STAFF DOCENCIA E INVESTIGACIÓN NOTAS
 
XI Jornadas de La Red | Docencia e Investigación | La Red de la EOL

Docencia e Investigación

XI Jornadas de La Red de la EOL

MESA PLENARIA

Alcances de la red en la ciudad
Psicoanálisis en intensión y en extensión

Ana Lubatti

Nos gustó mucho el título de la mesa, porque es una invitación a trabajar directamente sobre el dispositivo de la red y nos da la posibilidad de discutir y pensar los modos en que ésta se enlaza a la ciudad e incide en la contemporaneidad y su malestar. Es decir, trabajar política de Escuela en relación al psicoanálisis en extensión. Sabiendo que extensión e intensión no funcionan por separado, sino que cada una de ellas es la posibilidad de existencia de la otra.

En la "Proposición del 9 de octubre del '67" Lacan dice "en el horizonte mismo del psicoanálisis en extensión se anuda el círculo interno que trazamos como hiancia del psicoanálisis en intensión". Entonces, un anudamiento.

Intentaré situar la experiencia Red, que en tanto actividad de extensión es función de Escuela que verifica la función analítica en intensión.

La Red es un dispositivo privilegiado del lazo del psicoanálisis de la orientación lacaniana a la ciudad y, como dice Sonia Mankoff, Directora de la Red de la Sección Córdoba, "este lazo es sensible a las maneras en las que cada época trata el goce". Tomaré esos dos puntos para situar la actualidad de la experiencia del trabajo en la Red Córdoba.

La Red: lazo del Psicoanálisis a la ciudad
Nos preguntamos cuál es el uso que hace la ciudad de la Red. Hay una relación dialéctica entre la manera en que se ofrece el discurso analítico y en cómo la ciudad se va apropiando de esta oferta.

En Córdoba tenemos al Ciec, Instituto asociado al Campo Freudiano, que tiene un Área Clínica donde se atiende pacientes. Con el tiempo se ha ido estableciendo una diferencia entre el tipo de demandas realizadas a la Red y al Area Clínica del Ciec, diferencia que hemos profundizado y sostenido en una tensión topológica que consideramos fecunda.

En la actualidad un gran porcentaje de las demandas a la Red provienen del campo psi: estudiantes de psicología, psicopedagogía y psicólogos. Además, son las personas con transferencia a la Escuela las que derivan: pacientes y ex pacientes, amigos y familiares de pacientes, psicoanalistas, estudiantes de psicología. El cuidado y la prudencia que exige el trabajo clínico derivó en la decisión de modificar el dispositivo de las Noches de Escuela destinadas a la Red. Pasaron a ser noches cerradas de las que pueden participar sólo los miembros de la EOL.

En un momento nos preguntamos si queríamos aumentar la cantidad de demandas e implementar acciones con este fin, ya que su número se mantiene estable desde hace años. Decidimos no hacerlo. Evaluamos conveniente no superar la cantidad de pacientes que, en promedio, recibe cada analista.

Sin embargo esto no nos eximía de realizar acciones tendientes a hacer existir la Red.

Decidimos tener una mayor presencia en la web. En el 2014 solicitamos a colegas de nuestra sección que redacten textos cortos, y con un lenguaje dirigido al público en general, en relación a temas de preocupación social: medicalización de la infancia, violencia, femicidios, judicialización, depresión. Este año realizamos una actividad similar luego de la catástrofe que significaron las inundaciones en Córdoba durante el verano. Pedimos a algunos colegas una interpretación político epistémica de estos hechos con el título "Efectos subjetivos de las inundaciones".

Estas actividades tenían un doble objetivo: llegar a un público más masivo y lograr una mayor implicación de los colegas con la red.

Entonces, el trabajo de la Comisión de la Red implica un movimiento en el que nos hacemos preguntas, realizamos una lectura de lo que sucede, interpretamos y luego decidimos un camino posible.

La Red: lazo sensible a las maneras en que cada época trata al goce
Situaré una problemática de la época que se está haciendo cada vez más presente en la consultas y que nos llevó a introducir cambios en el dispositivo de la admisión. Sujetos lábiles, que no hablan, o hablan y no dicen nada, o que no paran de llorar, algunos no pueden situar por qué vienen. Sujetos a los que podríamos llamar "errantes". Lacan en "Los no incautos yerran" realiza una serie de declinaciones del verbo errer: errar, vagar, equivocarse, que terminan en "itinerario". Dice en la clase del 17.11.73 "Es precisamente por eso que "caballero errante" es simplemente "caballero itinerante" (…) Solo que sin embargo, errer viene de iterare, que nada tiene que ver con viaje, pues iterare quiere decir repetir, de iterum". La iteración, ese goce que queda fuera de la contabilidad, fuera de toda discursividad dialéctica. Iteración que deja fuera al Otro. Sujetos enlazados con su goce Uno, que no pueden salirse de la referencia trou, referencia cuerpo, para ir al Otro. Sujetos perdidos, sin brújula, o sólo orientados por los modos imperativos de gozar ofrecidos por la civilización. (Lacan dirá que hay que hacer del caballero errante un caballero itinerante)

Sujetos errantes consecuencia de la época del Otro que no existe, época en que las referencias son cada vez más fluctuantes e inconsistentes por el efecto de la dispersión de los significantes amo que la caracterizan. Dispersión que dificulta o impide que el sujeto pueda fijar una significación en la que anclarse. Miller nos dice en El Otro que no existe "la inexistencia del Otro inaugura verdaderamente lo que llamaremos (…..) la época de los desengañados, la época de la errancia".

Este tipo de sujetos que llegan a la red nos hicieron preguntar sobre los criterios de la entrevista de admisión. Nos encontramos de hecho realizando entrevistas más largas, y en algún caso citando a una segunda entrevista. Uno de los criterios establecidos anteriormente era la realización de una entrevista breve, para que no se establezca una transferencia con el admisor que haga obstáculo al paso de la transferencia al practicante. Esto ya no va de suyo con este tipo de pacientes. Pensamos que con ellos es necesario, en la entrevista de admisión, poder situar algo del sujeto que le permita agarrarse o mejor dicho, agarrar a estos sujetos sin Otro, una pequeña localización ante este desvarío, un pequeño enganche para que se creen las condiciones mínimas para que llegue al consultorio del analista y se inicie un tratamiento. Y luego, como dice el argumento de estas jornadas, se pueda construir algún tipo de lazo transferencial.

Otra situación con la que nos encontramos fue la constatación del aumento considerable de la homosexualidad femenina en las consultas, índice de los cambios del modo de gozar de la civilización actual.

Pero la mayoría de las veces la homosexualidad no es el motivo de consulta. Cuando aparece mencionada en la entrevista de admisión es porque un conflicto con la pareja lleva a consultar, pero no hay ningún cuestionamiento de su homosexualidad. Otras veces nos enteramos por los prestadores.

Se han producido cambios en la civilización que hacen que ya no se considere a la homosexualidad como una perversión y esto tiene consecuencias en los parletres. M.H Brousse, leyendo a Lacan, dice que la cultura avanza a partir de las soluciones minoritarias, de las perversiones. Es la respuesta que da una minoría ante un impasse sexual (el ejemplo de las cruzadas y el alejamiento de los hombres debido a ello), la que produce un cambio a nivel de la civilización, cambio de modo de gozar a partir de un uso de goce minoritario, perverso en un principio (el amor cortés en el ejemplo de las cruzadas) que luego deja de serlo. Lo mismo pasa con la homosexualidad femenina, que hoy es un modo de vivir la pulsión.

Entonces este tema, en sí mismo, no trajo aparejado ninguna modificación del dispositivo de la admisión, pero su actualidad y nuestro interés hizo que lo tomemos como eje de investigación de la Red de este año.