La Red de la EOL
Seguinos en FacebookSeguinos en Facebook

Seguinos en TwitterSeguinos en Twitter
 
INICIO QUÉ ES LA RED STAFF DOCENCIA E INVESTIGACIÓN NOTAS
 
XIII Jornadas de La Red | Docencia e Investigación | La Red de la EOL

Docencia e Investigación

XIII Jornadas de La Red de la EOL

BOLETÍN # 2

La Previa!!!

En esta oportunidad contamos con las contribuciones de: Olga Molina, Daniel Millas y Pablo Fridman

La clínica del detalle y lo real
La invención de lo Real produjo un cambio fundamental en el cuerpo teórico sostenido por el psicoanálisis. En la imágo nacida del estadio del espejo y en el matema del fantasma después, lo real introduce el forzamiento de una nueva escritura y también un nuevo tipo de idea.
Imago-Fantasma-sinthome, es la serie que permite leer ese pasaje
La inclusión de lo Real conmueve y abre a un campo de investigación clínica en el terreno de las psicosis que permite leer los signos y síntomas que presenta en sus detalles, en sus desarraigos, en sus tropiezos con lo real.
En cada una de las conversaciones del Campo freudiano planteadas para investigar los casos raros de la clínica primero y los frecuentes después, surgieron signos y síntomas inatribuibles al binomio neurosis- psicosis. Si la psicosis es el desorden en la juntura más intima del sentimiento de la vida en un sujeto, la psicosis ordinaria va demostrando en las formas que toma la externalidad con la que se la presenta, que ubicar los signos ínfimos de forclusión nos permite situar y operar sobre una clínica nacida de pensar como conviene la forma que toma la defensa de cada sujeto ante lo real que lo determina.
Olga Molina

"Una fórmula contundente"
En la Conversación de Arcachón Miller señala que así como generalizamos la forclusión es preciso generalizar el Nombre del Padre. Para este fin propone el Punto de Basta. El PB generaliza el NP, caracterizándolo como un aparato que hilvana y engancha. Este abordaje pone de relieve la diferencia entre una clínica estructuralista, en la que el NP constituye el rasgo distintivo, y una clínica borronea.
Para remitirse a esta última, Miller propone simplemente la siguiente fórmula: PB sí o no. Se establece entonces la oposición PB o nebulosa, aclarando que existe entre ambas una gradación que debe ser investigada.
Algunas consecuencias que se desprenden de esta elaboración:
-En primer lugar, la generalización del NP no implica un abandono de la clínica estructuralista, sino una reconsideración del NP en su función de regulación del goce.
- Lo que eventualmente opera como Punto de Basta introduce una dimensión temporal, es decir, que no se puede prever durante cuánto tiempo ese recurso de suplencia puede cumplir con su función.
-No podemos asegurar entonces que lo que llamamos psicosis ordinaria no devenga en algún momento, a partir de una determinada contingencia, una psicosis claramente desencadenada.
-Por lo tanto se tratará de privilegiar en nuestra práctica las diversas modalidades de abrochamiento entre los semblantes y lo real, con el fin de evitarle al sujeto una crisis que lo abisme en una mortífera fuga del sentido.
Daniel Millas

El analista concernido en la psicosis
Es importante no perder de vista que el encuentro con la psicosis, que Lacan ejemplifica en un psiquiatra que lo consulta en su consultorio, es angustiante..., en la medida en que ese psiquiatra está profundamente involucrado, inevitablemente involucrado. Si no se siente así, es porque "se protege de este involucramiento"(1), si se permite esta expresión; y se protege interponiendo entre él y su psicótico un cierto número de barreras protectoras, informes, etiquetas..., "etiquetándolo como una especie, entre otras, de curioso coleóptero, del que hay que rendir cuenta, así, en su estado natural."(2) Luego Lacan señala que este "estar involucrado" no es forzosamente un afecto, aunque toma la forma de la angustia, no es un impulso, y no supone una reacción inmediata, que de todos modos no resolvería nada. No se trata de suplir con la voluntad generosa del terapeuta aquello que se presupone como lo que le falta a la psicosis, no se trata de reemplazar allí eso que pareciera que no hay, Fundamentalmente porque al psicótico no le falta nada, y esto es lo primero que nos dice.

Lo que angustia en la psicosis, es la separación del objeto voz del significante propiamente dicho. La voz no es soporte de la cadena significante, emerge como objeto voz (objeto a) que no deja de ser invocante, pero en este caso de un modo especialmente descarnado. Desde esta perspectiva se puede pensar al psicótico como un sujeto "libre". Está liberado de la cadena significante, y esto es lo que provoca la angustia de los neuróticos, en la medida en que de este modo se presentifica lo real como una amenaza. Al no contar con el auxilio de ningún discurso establecido, la presencia de lo real es apabullante, deja en inermidad al que encarna esa emergencia de lo real y también al que esta allí como testigo.

Se trata de que aquellos que escuchan al psicótico respondan desde otro lugar que no sea desde esta misma angustia, que puede tomar, de acuerdo al síntoma de cada uno. la forma de una posición autoritaria, o quizás también maternal. En ambos casos se presupone que el terapeuta sabría cuál es el "bien": hacia donde se debe dirigirse, que es aquello que conviene y de que debe protegerse al sujeto.
Pablo Fridman

(1) Lacan Jacques: Pequeño discurso de Jacques Lacan a los psiquiatras, 10 de Diciembre de 1967, Versión Inédita
(2) Idem.

Graciela Lucci - Claudia Zampaglione

Comisión Organizadora
Presidente de la Red de la EOL: Luis Tudanca

Secretaría Ejecutiva
Walter Capelli - Vicepresidente
Mirta Berkoff
Verónica Carbone
Mónica Gurevicz