La Red de la EOL
Seguinos en FacebookSeguinos en Facebook

Seguinos en TwitterSeguinos en Twitter
 
INICIO QUÉ ES LA RED STAFF DOCENCIA E INVESTIGACIÓN NOTAS
 
Docencia e Investigación | La Red de la EOL

Docencia e Investigación

XIV Jornadas de La Red de la EOL

BOLETÍN # 3

Respuestas actuales a la caída del Nombre del Padre

Esta vez, Carmen González Táboas y Adrian Scheinkestel comparten sus lecturas del "estado de las cosas" y sus consecuencias para el psicoanalista de la orientación lacaniana.

Con gusto traigo a la Jornada de la Red una operación de lectura, la misma que practico en mis libros.
En El envés de la biopolítica, Eric Laurent habla del borramiento de los grandes relatos identificatorios y de la multiplicación de las pequeñas historias que evidencian las paradojas del individualismo democrático de masas. Este vínculo social nuevo, en efecto, basado aparentemente en un hedonismo aliviado de las exigencias de otras épocas, ya no produce alegría de vivir. El cuerpo no responde, escindido como está entre los goces privados autorizados y los imperativos cada vez más apremiantes de convertirse uno en su auto-emprendedor. Para conseguir un hedonismo al fin feliz, nos repiten machaconamente1.
Debemos leer. Notar que E. Laurent habla de una sociedad europea que no es la nuestra. En toda esta América afro indo luso hispana, nacida de la cita fallida entre culturas en el siglo XV, están lejos de ser posibles las democracias hedonistas donde triunfan sin más el individualismo de masas y los autoemprendedores de sí mismos. Tampoco se nota el borramiento de los grandes relatos identificatorios. Dicho esto, no olvidemos el reciente imperativo milleriano en el año cero del Campo freudiano a los analizantes practicantes del psicoanálisis de la Orientación lacaniana: "irrumpir en la plaza pública", "incidir en la vida política". Eso no podría suceder sin estudiar el estado de las cosas, según tiempos, culturas y lugares.
Carmen González Táboas

1Laurent, E., El reverso de la biopolítica, Buenos Aires, Grama, 2016, p. 11

No es novedosa la cuestión de la caída del Nombre del Padre. Hace tiempo que venimos dándole vueltas. Es una caída que tiene su continuidad y que atraviesa momentos de ruptura. La Red de la EOL, ella misma se encuentra ubicada en relación a esa caída del Nombre del Padre.
Instauramos un lugar que dispensa atención analítica a la Ciudad. La Escuela ofrece de esta manera su lista de analistas a la comunidad. Y a ella acuden candidatos a analizantes que no se dirigen ni a los hospitales ni a las prepagas.
No hay una transferencia con una persona, con un nombre; hay una transferencia con el psicoanálisis. Y ello implica para el analista un trabajo con el narcisismo del nombre; hacer una rebaja de ello.
La propuesta de Lacan para la publicación de la revista Scilicet, en los comienzos, era deponer los nombres, apareciendo los distintos trabajos sin autoría. El anonimato inaugural en la Red recuerda un poco aquella experiencia.
Más allá del trabajo que puede implicar formar parte de la Red, las "ganancias", encontramos aquel que conduce a soportar la pérdida de cierto narcisismo; y se trata de que la necesidad no aplaste esa contingencia que está en juego en este espacio.
La invención de la Red no es de la época de Lacan, más bien pertenece a un tiempo habitado por el temor a que el Psicoanálisis se extinga.
A la sentencia nietzscheana "Dios ha muerto" Lacan respondió con su "Dios es inconsciente".
El Inconsciente es ese Padre muerto, que hay que diferenciar de su caída. La caída del Padre no necesariamente implica la caída del Inconsciente.
Las identificaciones cambian. Sus cambios pueden ser referidos a las discontinuidades propias de cada época.
Hablar de una clínica de las identificaciones supone una clasificación, una ubicación en clases.
La época nos hace presente una tendencia al rechazo a toda sobredeterminación.
En los avatares contemporáneos, el destino ya no es el freudiano, el de la Anatomía. El psicoanálisis no es la clínica, la clasificación, y la orientación a lo real no está hecha solamente de identificaciones.
Adrián Scheinkestel.

Comisión organizadora de Jornadas
Diana Dukelsky
Silvina Rojas

Presidente de la Red de la EOL
Diana Wolodarsky

Secretaria Ejecutiva
Mirta Berkoff - Vicepresidente
Daniel Aksman
Lisa Erbin
Ana Maria Zambianchi